Te has preguntado ¿porqué tenemos huellas dactilares, cómo se forman y la importancia que tienen para la ciencia en el ámbito Pericial?

La mayoría de las personas sabemos que las huellas dactilares son un método de identificación de forma única e irrepetible, hoy en día esto se ha conjugado con la tecnología, sin imaginar que casi toda la población realizaría acciones que tienen que están ligadas al ámbito forense, pues desbloquear nuestros dispositivos, registrar una asistencia al trabajo, realizar trámites personales, entre otros llevan consigo… Nuestra Huella Dactilar. ¿Lo habías notado?

Los científicos han realizado múltiples investigaciones, tratando de resolver algunas dudas
que aún están latentes en el ámbito de la Lofoscopia, lo que quizá no te imaginaras es que
esta rama no está exenta de las Matemáticas…pero no te asustes, esto puede no resultar
tan complicado si realmente te gusta la investigación y más allá de eso te resultara
interesante, para ello también es importante conocer las capas de la piel, pero descuida
esto tampoco es complicado.

Los matemáticos, de la Universidad de Arizona, proponen que los dibujos de las huellas
dactilares son el resultado de un proceso en el que están implicadas las tensiones que se
acumulan en las diferentes capas de la piel mientras se desarrolla el feto en el útero. Para
ello, aplican unas ecuaciones y realizan un análisis por ordenador que les proporcionan
buenas aproximaciones a la realidad y que pueden tener aplicaciones en la ciencia forense.

¿Cuándo y cómo se forma la huella dactilar?

En realidad, la forma exacta en la que se forman las huellas dactilares todavía es un misterio. Entre el 2° y 3° mes de embarazo, cuando los dedos comienzan a desarrollarse, se forman unas almohadillas en los dedos y palmas

Entre el 3° y 4° mes, estas almohadillas desaparecen y la capa basal de la piel comienza a ondularse y formar pliegues. No hay una explicación acerca de por qué sucede de esto, pero sí se sabe que estas ondulaciones son el origen de las crestas digitales.

En 1892 se realizó la primera identificación criminal a través de las huellas dactilares.

Francisca Rojas asesinó a sus dos hijos de seis y cuatro años, para después herirse ella en el cuello y así poder acusar del crimen a un supuesto asaltante nocturno.

Primero se incriminó a un vecino, sin embargo Vucetich pudo demostrar que la autora de dicho acto era la misma Francisca Rojas debido a las marcas que había dejado sobre una puerta con su mano ensangrentada viendo que uno de los dedos que más coincidían era su pulgar derecho, por lo que no tuvo opción más confesar su crimen.

Vucetich usó inicialmente 101 rasgos de las huellas para clasificarlas en 4 grupos.

El método utilizado presentado en sus escritos Instrucciones Generales para el sistema antropométrico e impresiones digitales, Idea de la identificación antropométrica en 1894 y Dactiloscopia Comparada, mismo que fue presentado en el Segundo Congreso Médico de Buenos Aires en 1904.

El caso del asesinato Rojas se considera como el primer homicidio resuelto por el análisis de huellas digitales y Argentina se convirtió en el primer país que dependa únicamente de las huellas dactilares, según Gerald Lambourne.

Conozcamos un poco de Historia:

La necesidad de identificación de las tribus, fue satisfecha por medio de adornos de plumas, pinturas y tatuajes. El tatuaje revela la tribu, el clan y la familia. En los países muy fríos como Siberia, las mujeres tatuaban el dorso de la mano, el antebrazo y la parte anterior de las piernas y los hombres se hacían en la muñeca, la marca o signo que usaban como firma.

En 1856 José Engel publicó el “Tratado del Desarrollo de la Mano Humana”, en el que hace estudio sobre los diseños digitales. Afirmó que los diseños digitales existen desde el sexto mes de vida intrauterina, y redujo a cuatro los nueve tipos descritos por Purkinje.

Desde 1864 Lombroso había promovido los procedimientos antropométricos aplicándolos al estudio de los criminales y más tarde Morselli los aplicó a los alienados, inventando un instrumento que denominó Antropómetro.

Los dibujos digitales en el siglo XVII fueron observados por primera vez en microscopio por Marcelo Malpighi.

En 1888 el sabio antropólogo ingles Francis Galton, inició las bases de una clasificación matemática de dichos dibujos.

El 1º de setiembre de 1891 Vucetich presentó su sistema de identificación con el nombre de Icnofalangometría. Él clasificó las figuras en Arco A-1, Presilla interna I-2, Presilla externa E-2, Verticilo V-4. Los símbolos literales representan los dedos pulgares y en los demás dedos son empleados los símbolos numéricos. Los diez dedos de una persona son diferentes entre sí, así como no existen dos personas que presenten impresiones digitales exactamente coincidentes.

Vucetich trabajaba en el Departamento Central de Policía de La Plata cuando se interesó por el trabajo que había publicado Francis Galton, tras lo que ideó personalmente un método para comprobar la
correspondencia entre huellas dactilares, que en 1891 decidió poner en práctica recogiendo muestras de las huellas dactilares de 23 presos.

Ahora… ¡Descubre tu huella digital!

  1. Coloca una poco de vaselina en tu dedo o frota tu nariz con la yema de tus dedos para conseguir glándulas sudoríparas.
  2. Presiona sobre una superficie lisa.
  3. Utilizando un pincel y frótalo ligeramente en poco de talco para ponerlo sobre la huella sin alterarla.
  4. Recoge la huella con cinta adhesiva.
  5. Presiona la cinta sobre un papel negro para verla mejor.

¡Listo! Ahora tienes una forma simple de revelar una huella cuando no tengas tu kit de Dactiloscopia a la mano.

Autor: Maestra Angelica López Zarate

Deja un comentario