¿QUÉ ES LA INFORMÁTICA FORENSE?

La informática forense es una ciencia de surgimiento relativamente reciente y desafortunadamente todavía muy desestimada, ya que se considera que la evidencia digital que es fundamental en ella es fácilmente alterable, por lo que su importancia en un juicio o proceso en muchos casos aún no se toma como determinante.

Pero, ¿Qué es la Informática Forense?, podríamos encontrar muchas definiciones y aportaciones, una de las más entendibles y completas es aquella que la define como una ciencia y arte que requiere el uso de técnicas especiales para recuperar, autenticar y analizar datos electrónicos relacionados con los delitos informáticos. En ella encontramos una combinación de informática, tecnologías de la información y otros asuntos técnicos de ley.

La informática forense se considera como una disciplina dentro de la seguridad informática y es la encargada de la identificación, preservación, análisis, interpretación y presentación de evidencias digitales. Nos permite detallar, validar y sustentar las hipótesis que sobre un evento se formulen.

Encontramos dentro de estas definiciones conceptos importantes como Informática, Delitos Informáticos y evidencias digitales por lo que resulta necesario describir cada uno de ellos para comprender aún mejor lo que la informática forense representa.

La informática que no debemos confundir con la computación es una ciencia aplicada que se encarga del procesamiento automático de la información utilizando dispositivos electrónicos y sistemas computacionales, es decir se ocupa del manejo y operación de grandes cantidades de datos.

Los delitos informáticos que debemos distinguir de otro importante concepto como es el cibercrimen se refiere a aquellos delitos que ocurren a diario, tipificados penalmente, pero que ocurren de manera independiente o individual, sin encontrar elementos o indicios que nos permitan observar organización y regularidad en la comisión de la conducta. Por su parte el cibercrimen es una serie de delitos informáticos que ocurren de una forma más profesional, organizada, sin motivos personales más que los económicos. La diferencia entre ambos radica en la organización del delito.

Finalmente, la evidencia digital o prueba electrónica es cualquier valor probatorio de la información almacenada o transmitida en formato digital de tal manera que una parte o toda puede ser utilizada en un juicio. Una de las grandes debilidades de la evidencia digital es que puede ser fácilmente alterable o modificable, ya que un simple clic o apagar el sistema sin conocimiento de los pasos a seguir puede cambiar el contenido o los datos almacenados en ella. Es por ello por lo que resulta indispensable no sólo poseer el conocimiento para su identificación, recolección, preservación y manejo sino también capacitar a quienes se consideran los primeros respondientes en un hecho evento.

Todo lo antes descrito resultan ser solo algunos de los retos a los que nos enfrentamos al momento del análisis del material electrónico, ya que cuando es necesario manipular los mismos, debemos tener los máximos cuidados para mantener y conservar su integridad.

Por todo esto y más, la Informática Forense se ha vuelto una disciplina sumamente atractiva e importante, sobre todo en estos tiempos dónde el uso de la tecnología se ha intensificado y el número de usuarios se ha incrementado exponencialmente.

Autor: Mtra. Ana Lilia López Hilerio

¡Ingresa a https://comcipe.edu.mx/ para revisar los planes de estudios que tenemos para ti!

Revisa en nuestro blog otros artículos que pueden interesarte https://blog.comcipe.edu.mx/wordpress/

Deja un comentario